Tú sabrás. – Apolorama

Tú sabrás.


Ilustración de @clauslva

Este artículo se lee en 4 minutos

 

Negro o blanco. Izquierda o derecha. Norte o sur. Uno, dos o más. Y así vamos todos de tanto en tanto entre una cosa u otra, entre varias y variedades. Entre un sí y un no. Entre hoy y mañana. Afortunados los que también tienen la madrugada.

 

Esta es la manera de subirle el ritmo al bypass. De hacer cada vez más rítmicos los picos de cualquier electrocardiograma, menos parejo el sonido. Porque siempre es preferible tener varios bips que uno solo, largo y continuo.

 

Ritmo. Intervalo. Frecuencia. Así se mide el sonido que dice que uno está vivo. Sí, sí, ese bum al que presta atención el doctor cuando te pone el estetoscopio. Ese tú, que se escucha cuando te pegas en un abrazo al pecho de alguien más.

Esas tres palabras marcan un ciclo. Y el ciclo es un periodo temporal que una vez que termina, vuelve a empezar. Como enamorarse. Como la rueda de la fortuna. Como levantarse. Como tu corazón, antes de decidir marcar el último compás.

 

¿Hay algún doctor en la sala?

Ellos dirán que se llama sístole y diástole. –Ambas fundamentales para seguir viviendo- Contracción y relajación. Sí, del corazón, pero es que a veces se siente hasta el alma. Sobre todo cuando acabas de tomar una decisión. Ahí está, volvemos al tema.

 

Elige. Escoge. Decide. Como quieras llamarlo, pero hazlo ya.

Llámalo como quieras, vístelo con la palabra que más te guste, la que suene mejor o la que vaya más contigo. No importa, porque aquí el continente no modifica el contenido.

 

Habrá quien me diga que decidir está antes que elegir. Ya. Pero es que hay una línea tan delgada que las divide que casi ni se nota. Pero para no entrar en discusión –por esta vez- digamos que son siamesas. No podrían vivir una sin la otra.

 

Decidir es la manifestación más clara, honesta y atrevida de gritar que sigo vivo. Que si hoy decido es porque puedo, porque quiero, porque es mi bandera de libertad, que siempre será sinónimo de responsabilidad. De esa que te deja un buen sabor de boca, que te hace querer regresar por más. Decidir es también renunciar a algo, sí, pero oye sin renuncia no hay emoción, ni adrenalina y sobre todo no hay decisión.

 

No tendrías ese sentimiento de que estás dejando pasar algo de lo cual nunca sabrás lo que pudo haber sido. Esa idea de que el camino elegido te gusta más a pesar de que sí o sí, está acordonado por una maleza de incertidumbre digna de cualquier selva. De cualquier aventura.

 

Decidir también es cerrar ciclos. Es decir adiós. Es cerrar una puerta después de haber pasado, para entrar por una ventana con la leyenda de bienvenido.

 

Cuando decides, afirmas, confirmas y te vuelves más tú.

 

Cuando dejas que los demás lo hagan por ti, te conviertes en el cadáver de un pez que se va con la corriente.

 

Por eso decide ahora. Decide ya. Porque como diría el maestro Sabina:

“… Lo malo del después son los despojos

que embalsaman los pájaros del sueño

los móviles que insultan con los ojos

el sístole sin diástole ni dueño”.

 

Por eso hay que decidir más veces de las que uno mismo podría esperar.

 

Porque si ya vamos a morir una vez, no hay necesidad de morir otras más.

 

Pero tú sabrás. O no.

¿Cómo estuvo?

Win Win
2
Win
Angry Angry
0
Angry
LOL LOL
0
LOL
Love Love
0
Love
Omg Omg
0
Omg
Wtf Wtf
0
Wtf

Tú sabrás.

log in

Captcha!

reset password

Back to
log in
Choose A Format
Personality quiz
Series of questions that intends to reveal something about the personality
Trivia quiz
Series of questions with right and wrong answers that intends to check knowledge
Poll
Voting to make decisions or determine opinions
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
List
The Classic Internet Listicles
Open List
Open List
Ranked List
Ranked List
Meme
Upload your own images to make custom memes
Video
Youtube, Vimeo or Vine Embeds
Audio
Soundcloud or Mixcloud Embeds
Image
Photo or GIF